Hoy, 24 de Diciembre de 2020 Celebramos la Misa junto a la Comunidad de Nuestra Señora Del Carmen, el clima fue especial, con la inmensa alegría del Nacimiento de Nuestro Redentor y con la esperanza que todos nuestros afectos perdidos por la pandemia, ya estén en los brazos protectores de María y siendo contemplados, hoy especialmente, por la tierna Mirada del Niño Jesús.

El Padre Juan Martín nos mostró como a veces no hacemos fuerza, no estamos al ritmo de la vida…en la escena del Pesebre se vé como todo no fue como hubieran deseado, todo se tuvo que hacer como ordeno la Navidad, y eso se asemeja a lo que éste año hemos vivido…veníamos con un ritmo de vida normal y de golpe apareció la pandemia y nos sorprendió y cambio los roles y tuvimos que adaptarnos a una nueva vida, que ya era dificil…y se sumo ésto.Por eso el Pesebre hoy no da ese  rayo de Luz, María y José cambiaron todo y aunque era distinto a lo que soñaron, pero se acomodaron al deseo de la Navidad…sabiendo que el único orden verdadero, la única certeza real de nuestra vida es la cercanía y el amor de Jesús.La Navidad hoy nos dice «no sufran más», cuando hay amor todo lo que uno no puede controlar, se vive de una manera distinta, es el amor lo que salva.

«Tendremos una Navidad especial, pero que nos sirva a todos para profundizar y lograr un amor mayor» Pdre. Juan Martin Dilernia