Hoy, 9 de diciembre de 2020 festejamos el cumpleaños de nuestro Párroco, nos reunimos en el parque de la Parroquia para Celebrar la Santa Misa y compartir la alegría de volver a encontrarnos, a pesar de las distancias de seguridad y las precauciones sanitarias, pudimos festejar éste nuevo aniversario de nuestro querido Padre Juan Martin, quien recibió el cálido cariño de los feligreses y también muchas y lindas sorpresas y regalitos.

El Padre Juan Martin nos regalo en la homilía unas muy bellas y sentidas palabras, les transcribo parte de dicho momento:

«Quiero agradecer a todas esas personas que han sabido encontrar en mi, que no es fácil, porque no soy de mostrarme de manifestarme, no soy extrovertido, he salido a mi papá, pero encontraron al Juan Martín que tiene cosas buenas, que tiene valores para ofrecer a los demás, esas personas se hacen más amigas , se hacen más cercanas, porque en ellas está esa expresión de Jesús vengan a mi, de eso se trata el sacerdocio.Una vez hice un retiro en la Trapa y había un superior, el abad Bernardo Olivera y le preguntamos esos seis seminaristas que estábamos cerca de consagrarnos sacerdotes:¿que es ser sacerdote?…y nos contesto:el sacerdote es un pobre desgraciado…nosotros esperábamos una gran definición teológica, un alter cristo en la iglesia y esas cosas magnificas que te dicen en la teología…pero no…el sacerdote es pobre porque es llamado a despojarse de todo hasta de si mismo para poder enriquecer a los demás y es desgraciado porque la poca Gracia que recibe, la tiene que dar todo el tiempo…eso me quedo marcado en ese momento y a lo largo de la vida me dije, que razón tenia ese monjecito, es un poco eso el ser sacerdote, animarse a vivir en la pobreza, en la intemperie»

«Soy muy feliz haciendo lo que hago y siendo lo que soy»                                                                                                                                                                         Padre Juan Martín Dilernia