Te seguiré a donde vayas

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas     9, 57-62

Mientras Jesús y sus discípulos iban caminando, alguien le dijo a Jesús: «¡Te seguiré adonde vayas!»
Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza.»
Y dijo a otro: «Sígueme.» El respondió: «Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre.» Pero Jesús le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios.»
Otro le dijo: «Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos.» Jesús le respondió: «El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios.»

Palabra del Señor.

El seguimiento de Jesús es una propuesta de vida. Elegir seguirlo es involucrarnos con toda nuestra vida, vaciar el corazón para la nueva creación que es la resurrección. Nadie que quiera seguir a Jesús puede retener todo lo que tenía.

Hay cosas aparentemente inaplazables, pero que a los ojos de Jesús no son decisivas. Estas lapidarias sentencias de Jesús no intentan romper las relaciones familiares, sino solo relativizarlas: Ellas no son lo decisivo sino El Reino y sus valores.

En la primera escena el que se encuentra con Jesús se ve impactado por Él. Jesús le advierte que no encontrara seguridad económica ni éxito social. En la segunda escena parece que se prioriza el estar en la vida cumpliendo los requisitos sociales y quedarse estancado en lo que aporta seguridad y tradición, pero Jesús nos ofrece vivir sembrando esperanza y aceptando que el Reino de Dios es lo que colmará nuestras vidas. En la tercera escena. La solicitud de este joven parece razonable.  si uno decide trabajar por el reino de Dios y siempre está mirando a lo que ha renunciado y quizás añorándolo, no es digno trabajador del reino.
Jesús aclara que la construcción del reino supone el desapego de las ataduras que no nos dejan actuar con entrega para conseguir un mundo mejor.

¿Cuáles son las cosas que nos frenan para poder vivir a fondo el Reino de Dios?