Evangelio 17 al 24 de Enero

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     1, 35-42

Estaba Juan Bautista otra vez allí con dos de sus discípulos y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: «Este es el Cordero de Dios».
Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús. El se dio vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó: «¿Qué quieren?»
Ellos le respondieron: «Rabbí -que traducido significa Maestro- ¿dónde vives?»
«Vengan y lo verán», les dijo.
Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con Él ese día. Era alrededor de las cuatro de la tarde.
Uno de los dos que oyeron las palabras de Juan y siguieron a Jesús era Andrés, el hermano de Simón Pedro. Al primero que encontró fue a su propio hermano Simón, y le dijo: «Hemos encontrado al Mesías», que traducido significa Cristo.
Entonces lo llevó a donde estaba Jesús. Jesús lo miró y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan: tú te llamarás Cefas», que traducido significa Pedro.

Palabra del Señor.

Reflexión: al igual que otros evangelios, acá se muestra como Jesús va reconociendo a cada uno de sus discípulos y los va llamando por su nombre, no hace un llamado genera y ver quien viene, sino que los va eligiendo uno a uno. Lo mismo hace con nosotros, nos va llamando y nos da una misión, un lugar en un su plan, por eso tenemos que estar atentos…. Jesús nos esta llamando, estamos dispuestos a escuchar su llamado?

Evangelio 27 Diciembre al 3 de Enero

Lectura de la carta a los Hebreos     11, 8. 11-12. 17-19

Hermanos:
Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de Dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber a dónde iba. También por la fe, Sara recibió el poder de concebir, a pesar de su edad avanzada, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía. Y por eso, de un solo hombre, y de un hombre ya cercano a la muerte, nació una descendencia numerosa como las estrellas del cielo e incontable como la arena que está a la orilla del mar.
Por la fe, Abraham, cuando fue puesto a prueba, presentó a Isaac como ofrenda: él ofrecía a su hijo único, al heredero de las promesas, a aquel de quien se había anunciado: De Isaac nacerá la descendencia que llevará tu nombre. Y lo ofreció, porque pensaba que Dios tenía poder, aun para resucitar a los muertos. Por eso recuperó a su hijo, y esto fue como un símbolo.

Palabra de Dios.

Reflexión: este domingo la iglesia nos trae el festejo de la sagrada familia y con ella nos muestra que el nacimiento de Jesús es mucho mas que una simple concepción / parto, sino que al nacer se constituye algo mas fuerte, mas sustentable, algo que crea un cimiento que marcara un camino y un futuro, y eso es la familia. Con su nacimiento Jesús hizo que la unión de Maria y José se conviertan en familia y eso es lo que Dios quiere mostrarnos y festejar este domingo, la constitución de una familia, una institución donde se educa a los chicos, donde se marca un camino, donde se les enseña, donde se comenten errores, donde se sufre y se festeja….ese pequeño mundo que formamos y que solo nosotros entendemos, con nuestros hijos, padres, hermanos, nietos, sobrinos, etc…. la familia es donde se nace como hombre/mujer, donde Jesús dio su primer muestra de amor humano.

Celebremos la familia, cuidemosla, hagamosla crecer,  de eso depende el futuro y es la manera de hacer expansivo nuestro amor.

Evangelio del 20 al 27 de Diciembre

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas     1, 26-38

En el sexto mes, el Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.
Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin.»
María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?»
El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios.»
María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho.» Y el Ángel se alejó.

Palabra del Señor.

Reflexión: la palabra de Dios hoy nos introduce en el SI mas importante de la historia de la Iglesia, ese SI de Maria al anuncio del Ángel que le anticipaba la llegada de Jesús, el hijo de Dios, su hijo.

Cuanto temor, dudas, angustia y alegría habrá sentido Maria es ese momento sin saber por que ella, para que, cuando,,, y que fe tan grande nos enseña al aceptar enseguida el camino que Dios tenia para ella.

Jesús esta cerca, ya viene, preparemos nuestros corazones para recibirlo con un gran SI !!

Evangelio semana del 13 al 20 de Diciembre

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     1, 6-8. 19-28

Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. El no era la luz, sino el testigo de la luz.
Este es el testimonio que dio Juan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén, para preguntarle: «¿Quién eres tú?» El confesó y no lo ocultó, sino que dijo claramente: «Yo no soy el Mesías.»
«¿Quién eres, entonces?», le preguntaron: «¿Eres Elías?» Juan dijo: «No.»
«¿Eres el Profeta?» «Tampoco», respondió.
Ellos insistieron: «¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?»
Y él les dijo: «Yo soy una voz que grita en el desierto: Allanen el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.»
Algunos de los enviados eran fariseos, y volvieron a preguntarle: «¿Por qué bautizas, entonces, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?»
Juan respondió: «Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay alguien al que ustedes no conocen: él viene después de mí, y yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia.»
Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba.

Palabra del Señor.

Reflexión: Juan nos muestra el camino que emprendió como testigo de Jesús. No venia a imponerse ni dar sus propias ideas, sino que venia como testigo de quien se aproximaba, siendo voz de la voluntad y enseñanza de Dios, siendo esa voz que nos sirve para comunicarnos y llevar y llegar a otros. Nosotros estamos llamados, como Juan, a ser testigos de Jesús y portar su voz, no solo para que esa voz nos transforme a nosotros mismos, sino para que nos convirtamos en transporte de esa voz y podamos llegar a los demás.

Jesús viene en camino y se escucha la voz que lo anuncia, estamos dispuestos a escuchar y recibirlo?

Evangelio meditado 6 al 13 de Diciembre

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas     1, 26-38

En el sexto mes, el Angel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.
Pero el Angel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin.»
María dijo al Angel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?»
El Angel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios.»
María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho.»
Y el Angel se alejó.

Palabra del Señor.

Reflexión: esta semana meditamos sobre el evangelio del 8 de Diciembre día de la inmaculada concepción de Maria. Este día nos da para pensar en la respuesta que le damos a Dios en el día a día. Maria desde su concepción fue elegida en el todo el recorrer de su vida siempre a dado un SI a los pedidos de Dios. Seguramente mas de una vez con miedo, dudas y no muy convencida…. pero con una fe inmensa y una gran confianza en lo que Dios le proponía. Maria fue elegida por sus dones y acepto el camino que le fue propuesto, cada uno de nosotros esta lleno de dones y aunque nosotros no los veamos Dios si, la pregunta es…. estamos dispuestos, como Maria, a decirle SI a Dios en lo que nos proponga?

Evangelio 29 Noviembre al 05 de Diciembre

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.     13, 33-37

En aquél tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
«Tengan cuidado y estén prevenidos, porque no saben cuándo llegará el momento. Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela.
Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana. No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos.
Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: ¡Estén prevenidos!».

Palabra del Señor.

Reflexión: estamos comenzado el tiempo de adviento, un tiempo de espera, un tiempo de preparación para la llegada de Jesús. Después de un año difícil, de un año que la espera fue algo que nos marco (esperar que pasen los días, esperar volver a salir, esperar volver a trabajar, esperar volver a ver a nuestros seres queridos, esperar… esperar…. esperar) nos toca esperar de nuevo, esperar la llegada de Jesús que viene a renovarnos como cada año, que viene a traernos esperanza, que viene a mostrarnos un camino.

Si fue un año que estuvimos siempre a la espera, como nos preparamos para recibir a Jesús?